logo inec 3b

Prevención de incendios forestales transfronterizos en la Albera y cabo de Creus

Un buen proyecto de infraestructuras de prevención de incendios puede ayudar a atacar mejor los incendios. A partir de un estudio de fuegos históricos, es primordial marcar unas áreas estratégicas de seguridad.

 

 

Núria Nadal Salellas es Ingeniera de Montes por la Universitat de Lleida. Desde el año 2004 trabaja en Forestal Catalana haciendo proyectos sobre diveresos temas del ámbito forestal. En los últimos años se ha dedicado principalmente a la planificación a escala de macizos forestales con el objetivo de prevenir los grandes incendios forestales.

 

 Descargar la crónica en PDF | Descargar presentación en pantalla

 


El macizo de la Albera y el cabo de Creus, muy cerca de la frontera con Francia, han sido zonas muy afectadas por grandes incendios forestales. El cambio climático y el cambio del paisaje por abandono de las tierras agrícolas han agravado este problema. El fuego no entiende de fronteras y se debe trabajar de manera global, pero Núria Nadal reconoce que “es muy difícil”.

 

En estas circunstancias, un proyecto de infraestructuras estratégicas de prevención de incendios puede ayudar a reducir la probabilidad de tener grandes incendios forestales, detectar las oportunidades para evitarlos y permite tomar decisiones de inversiones en un marco concreto.

 

La planificación de las actuaciones de prevención es fundamental en un plan de estas características. Se debe tener en cuenta la gestión de la vegetación en lugares estratégicos ya que, como remarca Nadal, “el fuego no se para solo”. Por eso son necesarios puntos estratégicos desde los que poder hacer frente al fuego para cambiar el comportamiento del incendio. “No es un cortafuegos tradicional, se trata de una zona a la que pueden llegar los bomberos y trabajar con seguridad”, ha explicado esta Ingeniera de Montes.

 

Según Nadal también es muy importante que todos los actores implicados conozcan las áreas de seguridad en las que los bomberos pueden refugiarse en caso de verse atrapados y las franjas de accesibilidad que garanticen la seguridad en la circulación durante la emergencia. Entre los vecinos se realizan campañas de divulgación y se apuesta por la autoprotección.

 

La elaboración del proyecto de infraestructuras de prevención de incendios se ha realizado a partir de un estudio de los incendios históricos en la zona, ya que como ha explicado Núria Nadal, “El fuego se propaga siempre de la misma manera, solo variará la intensidad en función del combustible existente en el bosque el día del incendio”.

 

El plan de prevención presentado se estaba haciendo realidad en el collado del Pertús, en la Jonquera, cuando se tuvo que llevar a la práctica el pasado verano. La infraestructura no estaba acabada pero el fuego llegó hasta donde se habían ejecutado los trabajos: las obras realizadas a partir del plan de prevención y un cambio de viento consiguieron limitar el avance del fuego en aquel paraje.