logo inec 3b

Ingenieria comprometida

La aplicación práctica de los proyectos presentados por los estudiantes contra el cambio climático en iGenium’16

Reducir las emisiones y ser más eficientes energéticamente es posible

iGenium’16, en su 5a edición, celebrada en el Palau Robert, ha vuelto a ser el punto de encuentro de la ingeniería. La apuesta de esta edición por el cambio climático, ha mostrado como la ingeniería puede encontrar soluciones transformadoras, con un marcado acento de progreso y con importantes repercusiones ecenómicas y sociales.

El presidente de l’Institut d’Enginyers de Catalunya (INEC), Carles Martín, abrió la jornada y en relación al cambio climático dijo “las ingenierías están más cerca de las personas para resolver con proyectos concretos, problemas que la sociedad tiene hoy en día”.

El consejero de Economia y Conocimiento, Jordi Baiget, apeló al reto para lograr los objetivos en la lucha contra el cambio climático _ “en 2020 una reducción de las emisiones del 20%, en 2030, la reducción se eleva al 40% y, en 2050, la reducción tiene que ser del 80%. Pidió una mayor eficiencia en el sector industrial, almacenamiento de energía, autoconsumo, distribución en redes cerradas, puntos de recarga y potenciación de las energías renovalbles, como se concreta, en el actual proyecto de la Ley de Cambio Climático, en trámite al Parlamento de Cataluña.

Ingeniería comprometida

Miquel Àngel Fos, ingeniero industrial y moderador de la mesa Ingeniería Comprometida, presentó los proyectos universitarios referidos al cambio climático con una aplicación práctica en el mundo real.

El primer proyecto, de Nacho López Escriu, ingeniero agrónomo, fue la propuesta de implantación de un invernadero comercial para la producción de tomates y lechugas mediante técnicas de cultivo conocidas como hidroponía, y situados en una azotea de un supermercado del centro comercial de la Maquinista en el área metropolitana de Barcelona.

Seguidamente, fue el turno de Joan Muñoz Liesa, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos con el análisis ambiental y económico de los sistemas urbanos de agua y evolución hacia un modelo sostenible, mostrado como caso de estudio el Valle de Boí (Lleida, Catalunya)

El problema del agua es que tiene unos impactos ambientales que nunca vemos, pero hay que cuantificarlos como primer paso para poder evaluarlos _ afirmó Muñoz.

Después, Jorge Cantón, ingeniero forestal, de la Universidad de Lleida, que con su trabajo calculó las emisiones de CO2 producidas por incendios forestales en masas arboladas y valoró los efectos que los tratamientos de mejora de las masas tiene sobre las emisiones de CO2.

I por último, la ingeniera naval de Madrid, Carmen Ayuso, presentó un parque eólico offshore marino con turbinas tipo Darreius para aprovechar la energía del viento y corrientes de las mareas.

La primera cuestión apuntada durante el debate si el “cambio climático” se estudia en los programas de las escuelas universitarias. La respuesta unánime fue que no está presente en ninguna de las escuelas, excepto el representante de Forestales, que afirmó que en el máster el cambio climático es un tema transversal presente en todas las asignaturas.

Se abordó también la cuestión de cómo hacer la ingeniería más atractiva para los jóvenes. Todos estuvieron de acuerdo en que hace falta reestructurar los programas y dinamizar las asignaturas, haciéndolas más actuales e integradoras con el resto de disciplinas. “Es cierto que hay una desconexión entre el mundo laboral y universitario, pero todas las ingenierías son carreras muy atractivas”_ apunto Cantón.

Como conclusiones, Miquel Àngel Fos, pidió públicamente la necesidad de introducir el cambio climático en los planes de estudio de todas las asignaturas.

La clausura, a cargo de la Sra. Mercè Rius, directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, aprovechó para hacer un recorrido por una serie de acontecimiento mundiales que arrecian la esperanza que los estados avanzan con el acuerdo de Paris de no incrementar en 2 grados la media del planeta.

Concluyo con un mensaje positivo y redundó en el hecho que reducir las emisiones y mejorar la eficiencia energética es posible, así como mejorar la calidad del aire que respiramos. El reto es difícil, Jornadas como la de hoy ayudan a sensibilizar y a ver como a través de los proyectos presentados que es posible_acabó.

iGenium’16, organizado por Institut d’Enginyers de Catalunya, que reúne las Asociaciones de ingeniería, de Aeronáuticos, Agrónomos, Caminos, ICAI, Industriales, Minas, Montes, Navales y Telecomunicación, y con el apoyo de organizaciones públicas y privadas, como la Generalitat de Cataluña, la Diputación de Barcelona, Forestal Catalana, ICL Ibérica, Ferrovial o la Mutua de los Ingenieros, tiene por objetivo, entre otros, dar a conocer a la opinión pública la investigación y la innovación de las diferentes ramas de la ingeniería.